La política de drogas en México 2006-2012: análisis y resultados de una política prohibicionista
Laura Atuesta
 
 
 
El fracaso de la "guerra contra las drogas" ha sido documentado en diferentes instancias internacionales. México ha estado involucrado en este debate desde 1993 cuando pidió que se discutiera la política de drogas actual en la esión Especial de las Naciones Unidas en 1998. En 2009, los expresidentes de México, Colombia y Brasil (Ernesto Zedillo, César Gaviria y Fernando Henrique Cardoso) plantearon un cambio en materia de política de drogas, proponiendo la despenalización de la marihuana y la regulación de otras substancias. En junio de 2013, los presidentes del hemisferio discutieron en Guatemala el informe preparado por la Organización de Estados Americanos en el cual se documentaba el fracaso de la política de drogas actual.
A pesar del debate sobre la materia que se ha presentado en la esfera internacional, el gobierno de Felipe Calderón combatió "frontalmente" el crimen organizado, reformando el marco legal para perseguir aquellos crímenes relacionados con el tráfico de drogas ilícitas e involucrando a distintos niveles de gobierno en la guerra contra las drogas. En este contexto, La política de drogas en México 2006-2012:  análisis y resultados de una política prohibicionista, tiene como objetivo recopilar la información existente sobre la política de drogas en México durante el sexenio de Calderón (2006-2012), revisando las estadísticas disponibles, los cambios en el marco legal y los programas gubernamentales existentes. Por medio de trabajos de colaboración de diferentes profesores y asistentes de investigación del cide, se realiza un análisis de la política de drogas en cuanto a la oferta y la demanda de drogas, y se describen los efectos que esta política tuvo en materia de derechos humanos, competitividad electoral, economía regional y sobre la asignación del presupuesto.